lunes, 18 de mayo de 2009

EL TIEMPO Y BENEDETTI...



Se murió Benedetti y alguna de sus palabras, que hoy se recuerdan, por su muerte, han estimulado en mí la reflexión y me han movilizado a escribir unas pocas líneas.

Cada muerte, nos puede llevar a una reflexión sobre el tiempo, sobre la vida, sobre el para qué de nuestra existencia, de este tiempo y vivencias que el Destino nos regala y que se nos deslizan entre los dedos.

Hoy en día, la falta de tiempo parece ser un mal que aqueja a muchos, y a la vez, no se es consciente del valor de un instante. Se vive sin vivir en el tiempo, pues se está en un destiempo permanente, fuera de la esencia de nuestra existencia, se vive en el ayer o en el mañana, en ninguna parte, en un sin lugar. No estamos donde estamos y por eso el tiempo no es o no lo dejamos Ser en nosotros. Y podemos dejarlo Ser, expresarlo, mirar por un instante el cielo por la ventana y sentirnos Ser, vivir ese instante en el que lo infinito se condensa, pues como dijo Benedetti “Cinco minutos bastan para soñar toda una vida, así de relativo es el tiempo”. Hay un tiempo absoluto y relativo. Ambos se dan simultáneamente. Hay un tiempo intuido más allá del reloj, un tiempo interior que nos mueve y estimula a despertar nuestras conciencias. ¿Y para qué? Podría decir alguien. Pues tal vez para ver la plenitud del instante presente, para dejarnos abrir el corazón al Ser, que en su esencia es una expresión del Amor creador que nos mantiene vivos, abiertos, conscientes. Y no se trata de creérselo, tan sólo hay que vivirlo, respirarlo, sentirlo, es fácil pero nos lo hacemos difícil. Pues como también dice el amigo Benedetti “Si el corazón se aburre de querer, para qué sirve…”

Y no se puede querer si no es desde una toma de conciencia de este instante en el que somos. Como también dijo este autor “La única religión válida para mí es la conciencia; y la poesía tiene mucha vinculación con la conciencia”. ¿Por qué no atrevernos a ser poetas conscientes de la vida? ¿Por qué no vivir desde nuestro Ser que nos conecta con la vivencia de un Amor que nos incluye y trasciende a un tiempo?

3 comentarios:

Tereza Halasová dijo...

Hola Maribel,

solo una pequeňa observación desde la linguística sobre lo que es el tiempo. Es solo una curiosidad y es que en espanol igual que en inglés existe el tiempo llamado "pretérito perfecto", que expresa actividades en el pasado en un tiempo presente. Así cuando yo les tengo que explicar este tema a mis alumnos checos que conocen de su lengua solo tres tiempos "el pasado, el presente y el futuro", les suelo decir que se trata de "una actividad pasada en un tiempo presente". Les cuesta mucho separar mentalmente la actividad del tiempo, decir que puede haber una actividad pasada y el tiempo presente en un mismo verbo :-) No sé si me explico bien. Un ejemplo, cuando decimos "hoy he estado en clase", ya no estoy allí, pero sigo estando en el "hoy". Se entiende mejor cuando les cuento a los alumnos que el tiempo es como el espacio, mientras estoy en una misma habitación, da igual en qué parte estoy. El hecho es que estoy allí. Cuando ya salgo por la puerta, abandono la habitación y ya me encuentro en el "ayer". Es curioso, pero nos es más fácil para entender el espacio que el tiempo, y nos da menos miedo abandonarlo y entrar en otro espacio "detrás de la puerta", donde quizás puede esperar... Quién sabe qué? :-)
No sé si se ha entendido, en la clase con algunos alumnos funciona y saben hacer esta abstracción, y otros se quedan con la regla de "en la frase donde hay un adverbio temporal que indica "hoy" "esta semana", "siempre", "nunca"..." debemos poner el pretérito perfecto.

Nacho dijo...

Me ha gustado mucho tu texto, me parece genial ;). Siempre he pensado que el tiempo es algo sumamente volatil y que se nos escapa la vida entre las manos sin que nos demos cuenta de ello. Me quedo con esta frase "Y podemos dejarlo, expresarlo, mirar un instante el cielo por la ventana y sentirnos Ser, vivir ese instante en el que lo infinito se condensa".
¿Como algo tan relativo como el tiempo puede condicionar de forma tan drastica nuestras vidas?

Maribel Rodríguez dijo...

Tereza, gracias por tu aportación, es muy interesante ver como se usa el lenguaje en diferentes lugares. Seguramente, esta forma de ver el tiempo también imprime carácter, y configura la forma de vivir, en algún sentido...

Nacho, me alegra mucho que te haya gustado mi texto. Es interesante tu última pregunta... Te respondo a la gallega... Con otra pregunta ¿No será que lo que nos condiciona es nuestra forma de ver el tiempo y de manejarlo y no el tiempo en sí?