domingo, 3 de mayo de 2009

"ILUMINADOS"




En nuestros días numerosas personas afirman estar siguiendo un camino espiritual, meditan, cuidan su espíritu, hablan del amor, de la paz, de cómo hacer un mundo mejor, etc… Están todos ellos en pos de la iluminación (me pregunto si saben muy bien lo que buscan o no es más que una nueva moda para sentirse un poquito más especiales que el vecino). Dicha iluminación interior, pretenden alcanzarla mediante una gimnasia espiritual en la que, mediante unos sencillos pasos, uno se puede sugestionar hasta el punto de creer haber llegado a un estado iluminado…

Y no niego que haya, desde que existe el hombre, la posibilidad de alcanzar estados de conciencia más elevados y una lucidez creciente, en la evolución personal. Pero el objeto de este comentario son los pseudoiluminados, que aquellos que buscan o pretenden haber encontrado el “camino fácil” hacia la iluminación, o el método único que en 10 lecciones te llevará a sentirte iluminado. Ante lo que me pregunto… ¿Es lo mismo sentirse iluminado que estar iluminado? Parece que no. Diferentes sabios, a lo largo de la historia, han señalado los peligros del camino espiritual y muy especialmente el riesgo de la soberbia. ¿Y no es soberbia tener ya el manual para conseguir la iluminación? ¿O pretender que es uno mismo, él solito, el que sabe su grado de iluminación?

Ante estas cuestiones, propongo como criterio de objetivación de un determinado estado de conciencia, el modelo de Wilber de los cuatro cuadrantes. Dicho autor, refiere que hay cuatro perspectivas desde las que conocer la realidad. La primera de ellas sería la dimensión subjetiva individual (lo que alguien tiene en su interior y que solo puede ver él mismo), la segunda la objetiva individual (lo que es observable por cualquiera, desde el exterior), la tercera la subjetiva colectiva o intersubjetiva (lo que se ve desde dentro de un grupo, por sus miembros) y la cuarta la objetiva (lo que se ve desde fuera, en un grupo por parte de cualquier observador).

Si consideramos, que necesitamos evaluar el estado de iluminado de alguien, en función del esquema wilberiano, lo primero sería la parte subjetiva individual, en la que uno al menos se sentirá de una forma especial, diferente a la habitual. También se sentiría bien internamente, con equilibrio, paz, armonía, salvo si se da algún periodo de crisis (no olvidemos que se dan dentro de la vida y ayudan a evolucionar). Si se siente malhumorado, irritable o desprecia a muchas personas, dudo mucho de que dicha iluminación sea real... Y si necesita contarle a todo el mundo que está en un camino para iluminarse o que ya está iluminado, podemos asegurar, casi con total certeza que la luz se le ha quedado lejos... A esto se le puede llamar egocentrismo, narcisismo o incluso megalomanía, pero no precisamente se da en las personas más iluminadas, de verdad...

La segunda parte, a tener en cuenta, sería la objetiva individual, en la que por parte de cualquier observador imparcial se comprobara que esa persona, tiene una actitud nueva, más positiva y realista ante la realidad. Si se dedica a colgarse de las farolas, tal vez no esté muy iluminado que se diga y es muy probable que haya perdido el juicio.

Desde la tercera perspectiva, habría que contemplar la dimensión intersubjetiva, es decir, como perciben los miembros de un grupo, a uno que se haya iluminado. Se supone que sus relaciones tendrían que ser armónicas con las personas, pero no de dominación ni sumisión y se supone también que sería alguien que no va generando sufrimiento y malestar en otros y que se tiene actitudes leales, adecuadas y empáticas ante sus semejantes. Edith Stein decía que la empatía era un acto espiritual, así que un iluminado que se precie, debería tener al menos un poquito. Pero… ¿a cuantos “iluminaos” les falta precisamente esa cualidad tan fundamental?

Y por último, señalaría la parte de la visión objetiva colectiva, que tiene que ver con cómo funciona alguien dentro de su sistema social. ¿Es alguien que se puede sostener por sí mismo con su trabajo o vive aprovechándose de los demás? ¿Es alguien que siente capacidad de buscar un nuevo trabajo, si pierde el suyo o vive obsesionado con un trabajo fijo? ¿Es alguien que sabe manejarse con las finanzas? ¿Sabe compartir? Etc, etc. Se podrían decir muchas más cosas, pero aquí sólo quiero dejar un esbozo de lo que puede ser una evaluación de alguien supuestamente más lúcido que otros.

Os dejo un vídeo en el que se muestra con maestría y buen humor la búsqueda compulsiva y ensimismada de la iluminación…

13 comentarios:

Nacho dijo...

Me he reido mucho con el video.

Tengo 4 dudas.

1) Sobre las cuatro perspectivas de conocer la realidad según Wilber, me parecen prácticamente igual la segunda y la tercera. Al fin y al cabo es la perspectiva que tiene un individuo desde fuera, al no ser claro esta que no pertenezca al grupo. Así que me acabo de autor responder a mi pregunta.
2) A que te refieres exactamente cuando utilizas la palábara iluminado. A los listillos de turno o a los falsos curanderos y diferentes personajes creadores de sectas?
3) No crees que quizás esta gente tenga alguna enfermedad mental, o piensas que es la propia naturaleza del ser humano la que provoca estos comportamientos?
4) Cual es la causa del egocentrismo?. Puede parecer un tópico muy usado, pero no puede ser que estas personas lleguen hasta estos puntos por culpa en gran parte de la sociedad actual.
Claro esta que esta pregunta es peligrosa y habría que pormenorizar y ver el caso en particular. Pero en general que piensas?

Bueno ya me dirás hasta pronto.

Maribel Rodríguez dijo...

Hola Nacho, están muy bien tus dudas. Trataré de responder...

La segunda perspectiva se refiere al conocimiento de los objetos del mundo o del ser humano desde la visión material (como si fuera un objeto, con distancia), como hace la ciencia. La tercera perspectiva se refiere a la visión de un grupo, desde dentro de sí mismo. Por ejemplo, cuando se dice qué piensan los cristianos de algo o de alguien, como ve el grupo, los que se relacionan un tema o a una persona, pero no desde una visión desde fuera, sino desde el funcionamiento en el grupo. Es decir, como hace sentir a la gente del grupo.

Los iluminados serían aquellos que han llegado a ver la realidad más allá de las apariencias, que han despertado del sueño en el que estamos todos medio dormidos, creyendo saber y no viendo más que nuestras proyecciones. Se podría decir que el iluminado es el sabio que ve las cosas de verdad, en su mayor profundidad, quitando velos de apariencias. Espero que se entienda así mejor...

Yo creo que algunas personas así pueden tener alguna enfermedad mental, como un trastorno narcisista, pero también, sin llegar a tanto, el propio egocentrismo, que es connatural a la especie, puede llevar a esos comportamientos...

La causa del egocentrismo... difícil pregunta. En parte se puede dar porque a uno nunca le han puesto límites y ha vivido con la sensación de que él es la persona más importante del universo y que tiene derecho a todo y los demás no (esto es normal en niños pequeños, pero hay que pasar esa fase). También tiene que ver con el individualismo, con pensar que uno es totalmente independiente de los demás y vivir egoistamente. En parte la sociedad puede tener la culpa por como se plantea la educación de las personas y por los mensajes de competitividad e individualismo que se nos dan.

Y nuevamente, gracias por participar!!

Anónimo dijo...

HOla Maribel, la verdad es que voy a compartir unas reflexiones contigo respecto a este tema. Las voy a llamar: " EL MITO DE LA ILUMINACIÓN".
Parece que hoy a un boom en algunos circuitos en las que la palabra iluminación se usa a destajo, sin saberse muy buen de que se habla y a que exactamente se refiere eso de iluminarse, con mayor o menor acierto se explica desde tan diversas formulaciones, hoy mas que nunca, simples pasos hasta megacogniciones metafisicas y psicologicas que intentan ahondar en este, tan ansiado fenómeno.
La verdad como miembro de esta sociedad, no soy ajeno a este concepto, es mas, para ser sincero, debo reconocer que incluso me seduce y en algun momento pasado hasta le preste atención, venga es más, hasta me lo crei, lo interiorice de acuerdo a alguna explicación que me resultaba coherente y lo hice una de mis pretensiones existenciales, es por eso que le doy valor a esta reflexión que no nace de la mera ocurrencia.
Parece como si este fenomeno psiquico, se hubiera posicionado como la aspiración ideal de todo hombre, de repente, donde todos son anhelos y sentidos existenciales reposaran en tan magna idea. Es sin duda, la gran propuesta ideologica de esta decada.
La iluminación se ha convertido en una proyección colectiva que representa y unifica los ideales del hombre de hoy, simboliza la gran aspiración, la máxima aspiración evolutiva del hombre en nuestra sociedad.
La gran pregunta que el hombre occidental en su conjetura actual debe hacerse, es a mi entender, ¿que relación existe entre " estar iluminado" en el sentido que multitud de diverdas explicaciones psico-meta-religiosas le dan hoy,y el reto de ser uno mismo?
Parece que el "MITO DE LA ILUMINACIÓN" es un mito, como han existido en toda organización social,muy necesario vistas las caracteristicas del entramado en el que se da, la llamada sociedad "light" en la que vivimos, que se ajusta a las caracteristicas y necesidades del hombre que lo necesita y lo vive.
La formula es sencilla: una serie de pasos, mas o menos definidos que exigen poco abstracción y poca comprensión, pero que introduce una función poderosa en el psiquismo de la persona que lo asume, crerando un ideal al que poder adecuarse y dirigirse, si se adecuan las practicas a la expectativa de ese ideal.Ademas resultados garantizados!!!!!!
Psiquicamente, la iluminación pierde su "lucidez" y se reviste de muchas diversas causas subjetivas, en muchos casos, obedeciendo a una escasa formación filosofica y religiosa y sobre todo a la nula o escasa experiencia de eso que uno solo puede conocer en su experiencia.
Entonces, que utilidad o función puede tener, no existencialmente que la tiene, sino psiquicamente el mito de la iluminación:
1. genera modelos e ideales accesibles, reafirmando el potencial inherente a la condición humano, si tu eres humano, puedes iluminarte. Además por que no tambien decirlo, permite sublimar y fantasear la realidad, dar sentido colectivo a una pretensión arraigada en el corazón humano, como han hecho todas las civilizaciones y oporque no tambien evitar, el desencuentro que el psiquismo en su desarmonía provoca.
Hoy se vive el mito de la iluminación, legado de otros que le precedieron, como el de la ciencia, pero se habla y tiene poco peso la idea de SER UNO MISMO.
Ser uno mismo, es igualmente una aspiración que exige mucho al humano que se compromete con esa diatriba. Pero ese concepto, es poco valorado.
Ya que la iluminación es como un estado que se alcanza a través de una practica orientada a tan magno fin.
Ser uno mismo es un proceso, gradual, interminable,de artesanía continua, que implica ante todo comprender, redescubrir, aceptar y vivir plenamente la realidad, en sus distintos ordenes de expresión. Es decir esfuerzo, constancia, compromiso y dedicación mas allá de los ideales del ego que idealiza la realidad y eljarte de ella.
Así, propongo elmito de ser uno mismo en pos de el mito de iluminación

un saludo Maribel...
me gusta tu blog...
Fernando Sánchez Rodríguez

Nacho dijo...

Yo creo en el capitalismo y pienso que no existirían estos personajillos si no hubiese una demanda de ellos por parte de la sociedad :).
Lamentablemente la gente es tan tonto que traga con todo este tipo de individuos.

Maribel Rodríguez dijo...

Fernando, es cierto que hoy en día se da el "mito de la iluminación", pero no hay que olvidar que los mitos, no son en sí falsos, sino que representan inquietudes más profundas. No me parece mal que alguien aspire a más luz y consciencia, lo que no me parece lógico es que nos diga lo que es la iluminación, alguien que anda más bien por las tinieblas. Es decir, ¿cómo es posible que alguien que anda muy perdido sea quién nos pretenda dar los pasos y la definición de la iluminación? ¿No es posible que se apoye en este mito para obtener un beneficio personal de sentirse importante y especial? El tema es complejo. Y lo mismo puede pasar con el "mito de ser uno mismo". ¿Nos puede decir alguien que vive a través de una máscara cómo podemos ser nosotros mismos? ¿Alguien nos puede decir quienes somos realmente o es más bien un proceso que ha de darse en la interacción con los demás, pero que es de autodescubrimiento?

Me parece que llegar a esa supuesta iluminación, si lo entendemos como consciencia más plena de la realidad, implica ser también consciente de uno mismo y por lo tanto tener más posibilidades de ser uno mismo... Es un tema arduo complicado y creo que sin la suficiente consciencia es difícil poder hablar de ello. Además, no creo que se trate de hablar, sino de buscar honestidad, humildad, transparencia y sobre todo amor, en la forma de vivir. Y eso sólo puede surgir de la experiencia de apertura a la realidad en todas sus dimensiones. No depende de una gimnasia mental (aunque eso pueda ayudar un poquito a quitar ruido mental), me parece que depende más de una actitud y como ya dije, apertura ante la vida...

Nacho, es verdad que estos personajillos que nos venden la iluminación existen y subsisten a costa de otros, porque hay demanda y sobre todo hay una sed de espiritualidad que se busca colmar, por un camino fácil y a la carta. Es como pretender tener un buen cuerpo, sin esfuerzo, sin moverse del sofá y comiendo hamburguesas, porque así estamos más agusto.

En fin, que cada vez me convencen más las experiencias y las obras de las personas, que sus ideales elevados...

Saludos...

Anónimo dijo...

Hola Maribel:

Me gustaría hacer una pequeña aportación al tema que tratas en este ensayito.

Cuando la persona común, de a pie, piensa en lo que es un iluminado, parece que se representa a un personaje un tanto separado del resto y que tiene una suerte de privilegio por eso que estamos llamando iluminación. Por otro lado, hallamos multitud de casos de supuestos iluminados que, en efecto, se creen estar "por encima del bien y del mal", poseídos por algún tipo de visión o experiencia inefable que no han sabido encajar convenientemente. En parte, porque su limitado ego se ha identificado con una entidad suprapersonal, a la que la psicología analítica denomina arquetipo, y se cree en posesión de la última verdad sobre la tierra. Esto, en términos profanos, se denomina endiosamiento. Los científicos, que gustan de etiquetarlo todo, jajaj, es broma, lo denominan inflación egoica. He ahí uno de los grandes peligros...

Así pues, como bien dices, un iluminado es aquel individuo que ha sido capaz de ir retirando las proyecciones que antes espetaba en el mundo. Es decir, ha sido capaz de diferenciar entre el mundo y el alma. Entre lo objetivo y lo subjetivo. Este proceso es, en términos alquimistas, una suerte de solve, o sea, una disolución y retirada de proyecciones en los objetos. Ahora bien, el paso siguiente sería el coagula, la coagulación, que establece que, allende la diferencia, efectivamente, existe una fundamental identidad entre sujeto y objeto, entre materia y espíritu, entre ciencia y espiritualidad... pues ambas se observan como las dos caras de una misma y única realidad. La realidad del Ser.

Por consiguiente, se colige que el iluminado no es un individuo separado del resto, sino, antes al contrario, es quizás quien está más en contacto con lo humano. De hecho, aún siendo así que destila un cierto aura que lo hace diferente, sin embargo, es alguien más cercano, más humano. He ahí la gran paradoja. No se trata de alguien que se ha elevado por encima del resto de los hombres por sus experiencias, sino, antes bien, es ser humano que descolla precisamente por ser mucho más humano. El hecho de haberse enfrentado a los "males de este mundo", en términos de San Juan de la Cruz, en su propia vida y en su interior, lo hace ser consciente de que, toda maldad habida en la faz de la tierra, reside también en los lares más recónditos de su Ser. Y, al haber tenido el valor de enfrentarse a su sombra, o sea, al mal en él, de iluminar las oscuridades de su psique, el iluminado, ahora sí, se ha elevado por encima de sus orígenes, para reencontrarse con su Destino. Y este es, precisamente, el alfa y el omega de Todo.

Uff, creo que me he extendido más de lo debido.

Gracias mil por tus ensayos y enhorabuena por tu trabajo.

José A. Delgado

Maribel Rodríguez dijo...

Hola José,

Me parece muy interesante y oportuno todo lo que dices. Complementa muy bien lo que yo he escrito.

Lo de los arquetipos es una de las dimensiones de la experiencia, que hay que tener en cuenta, entre otras cosas y lo de la inflacción egoica es un peligro a tener en cuenta. Me parece que el ego de los "espirituales" es uno de los peores...

Y lo de ser más humano, es fundamental. En el sentido de ser más uno mismo y así también ser realmente capaz de AMAR.

No tengo más que añadir, respecto a tu comentario, pues estoy totalmente de acuerdo con lo que dices.

Y mis gracias a ti por tan interesante aportación.

Maribel

Anónimo dijo...

Hola!! Me resulta muy interesante el tema y todo lo que habeis dicho.

A veces pienso que lo único que me puede hacer vivir en paz sea la iluminación ^^ Y no es que tenga problemas, sino que estoy cansada de quejarme por tonterías y tener miedos absurdos, cuando debería de estar siempre agradecida. Que lo intento, todo el tiempo. Pero mi cuerpo va a su bola! XDD

Solo quiero saber, cómo ve el iluminado la realidad. He leido que se le aclara todo, pero quisiera saber cómo la ve en términos físicos. ¿Cómo si hubiese una humareda de energía? ¿Cómo si hubiese más luz?

A ver si alguien puede responderme a esto. Muchas gracias de antemano!!!

Natalia

Maribel Rodríguez dijo...

Hola Natalia,

Me alegro de que el tema te resulte interesante.

Con respecto a tu pregunta, por lo visto, un iluminado ve la realidad tal y como es y no con distorsiones o malas interpretaciones. Ese es el sentido de la palabra iluminación.

Parece ser, que esa percepción más real de las cosas, las hace aparecer como más luminosas, más perfectas. Pero lo de los efectos especiales, parece no tener relevancia.

Saludos

Maribel

Anónimo dijo...

am, ok. Muchas gracias por aclarármelo. Quisiera poder entenderlo mejor, pero es tan abstracto...

Un saludo!!!

Maribel Rodríguez dijo...

Bueno, no te preocupes, cuando te ilumines, lo entenderás ;-).

Saludos

Maribel

Anónimo dijo...

he llegado aqui de casualidad y quiero felicitarte por el buen texto sobre la iluminación, muy acertado

GRACIAS :)

que vaya muy bien

Zenci Villaz dijo...

"Nadie se ilumina fantaseando figuras de Luz, sinó haciendo consciente su oscuridad" Carl Jung

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails