sábado, 28 de noviembre de 2009

¿CÓMO ENFRENTARSE AL SUFRIMIENTO?



Hace unos cuantos años, el psiquiatra austriaco y judío Viktor Frankl, escribió un magnífico libro (“El hombre en busca de sentido”), en el que nos da pistas sobre como enfrentarnos al sufrimiento. Las ideas que transmite, en este libro autobiográfico, parten de su experiencia real en varios campos de concentración.

A raíz de la lectura de este libro, extraje, de entre sus líneas, algunas ideas centrales de cómo se puede hacer para afrontar las situaciones de la vida, que hacen sufrir:

1) Cultivar la vida interior. Las personas con una vida interior intensa y rica, soportan mejor el sufrimiento.

2) Tener un espacio para estar con uno mismo, en soledad. Esto tiene que ver con lo anterior porque posibilita el cultivar el espacio interior.

3) Mantener el optimismo y la esperanza en la bondad humana.

4) Tener sentido del humor.

5) Conseguir sentir curiosidad y un distanciamiento mental. Por ejemplo, ante las reacciones que uno tiene, en medio del sufrimiento.

6) Desarrollar imaginación guiada. Ayuda a focalizar la atención en imágenes positivas del pasado, tomando conciencia de que nada puede quitárnoslas.

7) Prestar atención a la belleza de pequeñas cosas cotidianas.

8) Proponerse un objetivo. Buscar alguna meta futura en la que tener fe es una fuente de motivación, es tener un porqué seguir adelante que nos dará las claves para encontrar el cómo.

9) Aprovechar los pequeños golpes de suerte.

10) Concentrar la máxima atención en el momento presente.

11) Comunicarse con otros seres humanos.

12) Ser conscientes del poder del amor, que a Frankl le dio fuerzas para seguir viviendo, al apoyarse en la imagen de los seres queridos.

13) Dar sentido al sufrimiento viéndolo, por ejemplo, como una oportunidad de un logro, de desarrollar la capacidad de soportar, de darle el sentido de que se está experimentando una prueba o desafío, o bien la posibilidad de un desarrollo personal.

14) Buscarle sentido a la propia vida: disfrutando (“valores vivenciales”), haciendo algo (“valores creativos”), ayudando a otros, buscando qué espera la vida de nosotros en forma de acciones concretas en cada situación y para cada persona concreta (“valores de actitud”). Para ello también ayuda la conciencia de una intencionalidad última de todo.

15) Asumir la responsabilidad personal. El estar en una situación de sufrimiento extremo no es excusa para obviar las responsabilidades.

16) Tomar conciencia de la libertad interior y de la capacidad de elección. “El hombre puede conservar un vestigio de la libertad espiritual, de independencia mental, incluso en las terribles circunstancias de tensión psíquica y física (...) al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertades humanas – la elección de la actitud personal ante un conjunto de circunstancias para decidir su propio camino.”

17) Aceptar la provisionalidad de la existencia. Implica tomar conciencia de la propia muerte. Aceptar que somos seres que necesariamente vamos a morir nos proporciona una capacidad de enfrentar las situaciones difíciles desde la perspectiva del que nada tiene que perder.

19) Tolerar la incertidumbre.

20) Lograr una actitud de autotrascendencia. Tiene que ver con apuntar a algo “más allá de sí mismo”.

21) Apoyarse en creencias religiosas (quienes pertenezcan a una religión determinada).

Nota: este tema está más desarrollado en el artículo: "Logoterapia, una ayuda para afrontar la adversidad”. Noblejas de la Flor, M.A.; Rodríguez Fernández, M.I. Aloma. Revista de Psicología, Ciencias de la Educación y del Deporte. Junio 2005; 16: 105-116.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Maribel, me parece interesante el resumen que haces sobre Logoterapia. Voy a pasárselo a algún amigo… Yo he descubierto a Víctor Frankl este verano y quedé impresionado… He conocido a varias personas especialmente sufrientes con depresión y me parece que la causa de ésta era en ellas, sobre todo, la falta de sentido.

Un saludo.

Francisco

Delia dijo...

Maribel:

Frankl fue uno de mis primeros maestros en el descubrimiento de la realidad interior del ser humano, un ejemplo de vida y una referncia permanente en el andar de cada día..."no interrogues a la vida, es ella la que te interroga cada día".

Gracias por recordarlo.

Un abrazo.

Maribel Rodríguez dijo...

Francisco, a mí también me impresionó Viktor Frankl, cuando lo leí. Desde mi experiencia profesional, lo del sentido, es algo fundamental, para salir adelante, en medio del sufrimiento.

Delia, me alegro de que Frankl te haya ayudado. Nos ha ayudado a quienes hemos conectado con él y hemos sabido entenderle.

Un abrazo

Maribel

Tereza Halasová dijo...

Muchas gracias, Maribel. He mandado el texto a varios amigos e incluso lo he aprovechado en mis clases de espaňol :-)
un abrazo
Tereza

Maribel Rodríguez dijo...

Muchas gracias a ti por tu comentario Tereza. Me alegro de que hayas podido aprovechar el texto para tus clases.

Un abrazo

Maribel

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails