viernes, 7 de mayo de 2010

PLAGIO EN LA UNIVERSIDAD



En estos días me hallo corrigiendo numerosos trabajos de mis alumnos. Algunos son interesantes y llenos de vida. En ellos se refleja una inquietud sincera por el aprendizaje y algo de sus almas se refleja en unos escritos que inicialmente, se podrían considerar aparentemente impersonales. Da gusto leerlos. Otros son correctos, adecuados, pero un tanto fríos. Otros chapuceros, con vida, pero con precipitación. En todos se ve algo de la persona, que inconscientemente deja ahí algo de sí misma.

Pero hay un tipo de trabajos, que a mí me generan una cierta inquietud. Son los trabajos copiados casi totalmente de una web, “gracias” a los grandes avances de las tecnologías modernas. Ocasionalmente, me encuentro con algún trabajo, en el que el alma del alumno no parece encajar con lo escrito. Al leer tengo una especie de desconcierto, como me ocurrió hace un par de días, al leer uno de estos trabajos. Me siento desconcertada por una falta de encaje entre lo escrito y lo que he captado del alumno durante el año. Al leer este tipo de trabajos, inicialmente tengo una cierta incomodidad, falta de concentración, sensación de que algo no me encaja… E inicialmente no quiero pensar mal. Después, me voy dando cuenta de que esa manera de escribir no puede ser de esa persona, y empiezo a sospechar, pero algo dentro de mí no se lo quiere creer. La alumna en cuestión me cae bien y me gustaría que sacara una buena nota. Sigo leyendo sin querer creerme lo que veo, pero llega un momento en el que me tengo que rendir a la evidencia. Meto una frase del trabajo en Google y eureka!! , ahí está, el trabajo que íntegramente ha copiado de una web. Tan solo se ha molestado en cambiar un poco el formato y en agregar alguna imagen. Bueno, por eso, algo se le podrá dar, pero evidentemente no puedo aprobar lo que ha hecho. Aparte de intentar engañarme, ha violado una ley de propiedad intelectual. Ha plagiado!! Y eso que llevo todo el curso diciéndoles que si plagian son delincuentes, con una cierta ironía, para no ofender a nadie…

Me pregunto, qué lleva a un alumno, que quiere ejercer una determinada profesión, a copiar tan descaradamente. Pues si al menos lo hiciera bien, lo sabría disimular y estaría mostrando una cierta habilidad… Me parece que la manera en la que están planteados los planes universitarios, algo tiene que ver con esto. Con el plan Bolonia les tenemos fritos a hacer trabajos. Pero también hay algo en el alumno de falta de interés, desidia, querer salir del paso sin aprender nada, agobio o qué sé yo… Quizás no le interesa la cuestión del trabajo, o juega al escondite. ¡Qué sé yo!!

La cuestión es que el plagio está a la orden del día en el mundo universitario, que la creatividad apenas se ejercita y que parece que la gente no sabe expresar mucho de su alma. No sé si sentir rabia, frustración, compasión…

Pero este plagio del que hablo no es el más preocupante. Pues algo similar es ejercido por algunos docentes, que publican trabajos de alumnos con su nombre (sin poner al alumno), que se apropian de ideas de los alumnos para el desarrollo de proyectos de investigación, arquitectónicos, etc. Y los alumnos poco pueden hacer ante esto, si se enteran… Por ahora… Esperemos que poco a poco las cosas puedan cambiar. A mí, por lo pronto me robaron alguna idea (y con otras lo intentaron…), mientras trabajaba como becaria, en la universidad… Difícil veo recuperarlas… Espero que les sirvan para algo útil, dado que no son capaces de desarrollar sus propias ideas…

10 comentarios:

José Antonio Delgado dijo...

Hola Maribel:

Buen tema el que traes a colación en tu entrada y problemático.

A mí me suscita algunas cuestiones:

¿Para qué estudia el alumno en la universidad? ¿Para adaptarse a un sistema materialista, cada vez más competitivo?

¿No será el sistema mismo el que esté creando (o incentivando) la homogeneización de los alumnos, la falta de pensamiento autónomo e independiente?

Se me ocurren muchas más preguntas de este tenor, pero creo que estas son ya suficientemente signicativas de por dónde van los tiros.

Un abrazo

José

Maribel Rodríguez dijo...

Hola José Antonio,

Me hago las mismas preguntas que tú. Me inquieta pensar que la inquietud por el saber no es la motivación más frecuente en los alumnos, aunque, evidentemente, hay excepciones.

El problema en el sistema, es que desde el principio de la educación, no se suele invitar a pensar, sino a aborregarse y a ser productivos, no a encontrar sentido a la vida.

Un abrazo

Maribel

Fran Antón dijo...

Igual si no se mira desde el pre-jucio... si no se presuponen malas intenciones,... si se observa desde la compasión... se puede llegar a comprender que es una cuestión de no conocerse, no creer en sí mismo, no tener suficiente autoestima, no valorarse, o no atreverse, o no expresar el coraje y la gracia que uno no sabe que tiene.

Maribel Rodríguez dijo...

Pues sí, Fran. Eso es exactamente lo que hay que hacer. Mirar sin prejuicios y entender las carencias de ellos. Produce tristeza verlo y si han llegado hasta ahí, seguramente ha sido inconsciente e involuntariamente. Pero por compasión también hay que mostrarles que ese no es el camino correcto e indicarles que se busquen y crean en sí mismos.

Saludos y gracias por tu comentario.

Maribel

Anónimo dijo...

Manda ous..., Isabel/Fernando tanto monta monta tanto. Vaya a ser que no estéis al corriente de vuestras potencialidades como expertos copy/paste además de materialistas competitivos. Eso sin caer en la cuenta de que seria del Santo profesional compasivo hembra/mujer si un pecador que echarse a la boca.

Si estuviera en mi mano retomaría estas sombras y haría acto de penitencia por aquello del que este libre de pecado que escupa la primera compasión.

Con todo mi cariño...

Juan Manuel recordando a Carl Jung

Anónimo dijo...

Un tema abierto que parece que toca, desdeluego.
Comparto lo que a mi me parece.
¿Es diferente un "Copy" "Paste" que "copiar"?. El copy-paste nace en la era Internet y si no se cita el enlace se convierte en un "apropiarse". El copiar de antes parece algo más artesanal ya que por lo menos se tenia que ejercitar un trabajo para hacerlo. Aunque fuera gastar el brazo para transcribirlo.
Cuando uno hace un copy-paste citando la fuente (enlace) no hace mas que dar por bueno algo de otro. Ni más ni menos. No se apropia de nada sino que comparte algo de otro que le gusta.
Copiar en los estudios.... !menudo tema! Sobretodo porque "la obligación" va contraria a la "creatividad". Y desdeluego, que no todos los estudiantes llegan a la universidad escogiendo aquello que quieren estudiar (su propia vocación).
Ahí enmedio lo que ellos quieren estan los padres, la enseñanza obligatoria anterior, etc. etc. .... es decir, ha habido un proceso de socialización "animal" que ha ROTO DE CUAJO LA CREATIVIDAD.
Y la universidad no da para mucho más. Demasiadas teorias que alimentan softwares sin dejar espacio a las experiencias vitales.
Seguro que TODO UN MUNDO SE ESCONDE TRAS ESA JOVEN. Más allá de su MUNDO, estaría bien preguntarse que REFLEJA SU ESPEJO A LA PROPIA UNIVERSIDAD Y A SU PROFESORA.
Un saludo,

Anónimo dijo...

Lo que refleja el espejo es la historia mas antigua del mundo. La división entre los buenos y los malos, nuestras neuronas solo se excitan por contraste, Están los seguros de si mismos, los sin carencias, los éticos que no copi_ni_paste, los compasivos, los de la palmada en el hombro, los buenos que para saberse bondadosos se hacen llamar seres con conciencia....y los otros ·Sus opuestos" que como el espejo les devuelve el reflejo de "Ser" todo eso.

Todos compartimos esta idiotez, lo que no deberíamos olvidarlo, sobretodo para cuando tratemos al prójimo lo hagamos, o lo intentemos al menos de igual a igual, y para ser iguales el mejor remedio es saberse ángel y pecador, luego que cada cual se labre su futuro. Es decir si yo fuera profesora de universidad dios me libre, le pegaba un kateo monumental a la pecadora alumna por maliciosa ingenua en un mundo depredador. Eso si es amor.....compartir el espacio y acompañar como iguales.



Juan Manuel

Maribel Rodríguez dijo...

Bueno Juan Manuel y Anónimo, lo que refleja o no alguien, también es un reflejo de sí mismo... o no... El sistema genera mecanismos de supervivencia y cada uno hace lo que puede... La alumna, yo como profesora, o cualquier ser humano en su vida. A cada cual le toca lo suyo...

A mí simplemente, estas cosas me dan que pensar... A otros, les dejan indiferentes, a otros les sirven para juzgar, etc.

Me da pena suspender, pero son las reglas del juego. Les sirve esto para compensar por otro sitio. Por suerte el trabajo de marras, solo vale un punto del total... No es para tanto... Pero vivir engañándose uno a sí mismo, tal vez sí...

Saludos

Maribel

Anónimo dijo...

Inferir, dijese deducir una cosa de otra o extraer una conclusión sobre un copi and paste como por ejemplo que se engaña a si misma, síntoma de carencias, inconsciencia, en si en si no es para tanto, pero engañarse una misma por creer que inferir es estar en lo cierto, tal vez si.

Saludos de Juan Manuel

Maribel Rodríguez dijo...

Bueno, Juan Manuel, pues quién sabe. También inferir lo último que dices, es inferir y pretender estar en lo cierto... tal vez...

Saludos

Maribel