martes, 16 de noviembre de 2010

ESTUPENDA PELÍCULA: EL SECRETO DE KELLS


He visto recientemente una película sorprendente y estimulante, en muchos sentidos. Curiosamente se trata de una película de dibujos animados, pero no es una película de dibujos animados para niños. O no sólo para niños… Se titula El secreto de Kells.

En esta película se ve la vida de unos monjes que comparten sus vidas. El abad está preocupado porque los muros que protegen su lugar de residencia, se estén reforzando sin tregua, por el temor de ser invadidos por los vikingos, que parecen representar las fuerzas del mal o del lado oscuro. Todo el miedo del abad, por reforzar los muros, ahoga la iniciativa y la fuerza espiritual de los demás y muy especialmente del monje-niño (Kells), que tiene  grandes inquietudes. Al lugar llega un monje sabio que estimula aún más la búsqueda de Kells y le incita a traspasar los muros, llevándose éste muchas sorpresas, más allá de los mismos. El sabio lleva consigo un libro muy especial, que parece contener secretos misteriosos, que revitalizan el espíritu, provocan y hacen crecer a las personas. Por eso, es fundamental preservarlo y cuidarlo, a la vez que ampliar la obra, concluyendo la mejor de sus partes, las hojas que aún no están escritas.

La historia parece reflejar una búsqueda de uno mismo más allá de sus muros de contención personales, en los que la personalidad, para crecer, ha de traspasar los estrechos límites de lo que cree que es lo correcto y quién es su yo (reflejado en los muros), para explorar lo inconsciente, el potencial, lo mágico, la creatividad, etc. También nos puede invitar a reflexionar sobre como es la educación, en la que más que potenciarse el crecimiento humano, se enseña a crear muros con respecto al mundo, a los demás y a uno mismo. Alienándose así a muchas personas, desde el comienzo de sus vidas.

El libro representa lo sagrado y la sabiduría más profunda del ser humano, que para que transmita su riqueza no ha de ser encerrado y sepultado, sino llevado al mundo para transmitir su buena noticia. 

El “libro de Kells” es un libro que realmente ha existido, que ha sido realizado por monjes celtas sobre el año 800, en Irlanda, siendo un libro emblemático dentro del arte religioso medieval.

En la película Kells se encuentra en el bosque con lobos, un hada buena, el enfrentamiento con la oscuridad, la conexión con la naturaleza y otra serie de elementos simbólicos del crecimiento interior.

Otro punto a tener en cuenta, son sus magníficos dibujos, llenos de belleza y sencillez a un tiempo.

Y no quiero contar más, por no estropearos la película. Solamente animaros a verla. 

Aquí dejo una pequeña muestra:

6 comentarios:

Christian Rodway dijo...

Hola Maribel:
Felicitaciones por tu blog. Trataremos de ver la película. Hay otra extraordinaria película animada llamada "El hombre que plantaba árboles" que puedes ver en las entradas de octubre de mi blog, que te invito a visitar:
http://vitruvioyelcine.blogspot.com/
Saludos
Christian

Maribel Rodríguez dijo...

Hola Christian,
Pues ya nos comentarás qué te parece la película. Tomo nota de la que recomiendas. Y felicitaciones también por tu blog, pues me parece muy interesante.
Saludos
Maribel

Pablo dijo...

Hola Maribel,

A mí también me pareció una buena película. Creo que se coló entre las nominaciones a los Oscar.

Me gusta tu análsis y coincido contigo en que dos puntos fuertes de El Secreto de Kells son su sencillez y lo novedosa y bien hecha que está la animación.

Un saludo,

Pablo

José Antonio Delgado dijo...

Hola Maribel:

Excelente entrada, y fantástica película, en verdad.

El libro de Kells, tal como aparece en la película, tiene mucho parecido a todos aquellos manuscritos medievales, como los escrito por los grandes alquimistas, o el propio libro rojo de Jung. Es un libro escrito con la sangre del Espíritu, por lo que, el protagonista, no lo encuentra en biblioteca alguna, sino atreviéndose a internarse en los profundos y oscuros bosques del mundo interior, o sea, a beber de la Fuente.

Fíjate que uno de los símbolos del Santo Graal es el libro. Y se refiere a aquel libro revelado por la paloma del espíritu santo.

Es interesante comprobar, en la película, que el libro es, en realidad, una especie de MUTUS LIBER, un libro mudo, en el sentido de que son imágenes del MUNDUS IMAGINALIS, de lo Inconsciente Colectivo, lo que escribe el monje niño, guiado por las instrucciones del Anciano Sabio (del monje viejo, de barba blanca).

Muy, pero que muy interesante...

Gracias Chistian por tu recomendación.

Un abrazo

José

Anónimo dijo...

Me gustaría reseñar que aquella parte que se aventura mas allá de los muros,.... por mi experiencia es la parte mas transgresora, el hermano loco, la sombra. No se si es un Standard en todos los casos, pero es curioso que cuando caen la torres sobre lo que se sustenta la personalidad con sus delirios de normalidad racional, sus muros de contención para tener el control con ese galante de bondad que no es mas que imagen publica, .....y todo deja de tener sentido por haber transitado las calles del ordinario dogma social y ver que vives en una cárcel a la medida de uno, para entonces aquellas partes escondidas agarran las riendas y tiran el muro a patadas con el riesgo asociado, y aunque irreal en cierta manera pues hay que volver a reequilibrar, suele ser la mejor época canalla y mas divertida exceptuando la niñez de toda una vida. Cobra sentido aquella frase de Jesús que dice...Sed astutos como la serpiente y mansos como una paloma. Lo de manso se puede dar por sentado en un monje o en cualquiera que se lo crea, lo de serpiente hay que recuperarlo, sin esa energía no se va ni a la esquina.

La cuestión ahora es saber donde pirateo la película, por que el nuevo libro de Jung me da que no va a ser posible....

Un saludo Maribel

Juan Manuel.

José Antonio Vázquez dijo...

Muchas gracias Maribel por darnos a conocer esta estupenda peli, me ha encantado, y también tu lúcido comentario.

un abrazo.

José Antonio.