lunes, 31 de enero de 2011

¿QUIÉN NOS CURA EN UNA PSICOTERAPIA?




Con frecuencia, muchas personas que acuden a un psicoterapeuta, esperan que este les “cure”, les resuelva sus problemas, les de consejos o incluso les cambie la personalidad mágicamente o con facilidad.  Pero esto no funciona así. La psicoterapia no es exactamente algo que cure desde el terapeuta, o que consista en lo mencionado anteriormente. En la psicoterapia, el terapeuta hace su trabajo, sigue su método (dependiendo de la escuela que siga) y desde luego busca ayudar a otra persona a que supere sus conflictos, problemas, etc. Pero no es el terapeuta el único que trabaja en el proceso. El que hace el trabajo es fundamentalmente la persona que pide ayuda, que es quién tiene un potencial curativo y una capacidad para sanarse que suele desconocer; sea por lo que piensa de sí misma (que suele venir de lo que otros le hayan dicho que es, aunque esto sea erróneo) o sea por hábitos mentales erróneos, conflictos, autoengaños, traumas, etc.  

Cuando alguien pide ayuda terapéutica se siente perdido, desorientado, sufre, está en crisis, o solamente quiere crecer. Es importante deshacer el tópico de que quienes acuden a una consulta de psicoterapia están locos. De hecho, los locos normalmente no quieren ayuda porque piensan que están cuerdos.

La cuestión principal, desde mi punto de vista, es ayudar a que la persona, sin dejar de ser ella misma o buscando ser ella misma, vaya tomando contacto con su verdadero ser, o al menos con su ser potencial, que aunque no sepa cuál es, puede llegar a encontrar.

No voy ahondar ahora en la complejidad del proceso, pero sí quiero introducir la reflexión sobre la capacidad que tiene todo ser humano de poder evolucionar, crecer, sanarse, etc. Siendo él el principal protagonista del proceso, quién realiza el trabajo fundamental con el apoyo, compañía o guía de un terapeuta.

En este sentido me llamó ayer la atención un texto que leí, que lo explica muy gráficamente:

Debido a la forma del huevo, un animal que lo golpee desde el exterior tendrá grandes problemas para romperlo y abrirlo. Pero el más ligero toque desde el interior del cascarón puede hacerlo añicos cuando el polluelo está preparado puede asomarse y nacer. La naturaleza de su saber selectivo favorece, de esta forma, una nueva generación –por ejemplo a la avestruz nonata sobre una manada de leones, que pueden golpear el huevo de un lado al otro del Serengueti sin ser capaces de romperlo. Casi toda la fuerza parte de dentro.

Del mismo modo, un paciente, cualquier paciente, golpeando incluso muy ligeramente, puede lograr más cambios en la personalidad que incluso el mejor terapeuta trabajando solo desde el exterior.

…Más allá de nuestra aportación de calidez e insights, debemos encontrar lugares donde cada paciente pueda golpear, incluso suavemente, contra la superficie del receptáculo. Fomentamos el esfuerzo. Pero sólo mediante la propia fuerza de voluntad del paciente, sólo a través de sus actos, puede producirse un cambio real.

George Weinberg (Extraido del libro “Introducción a la Psicoterapia. El saber clínico compartido de Randolph B. Pipes y Donna S. Davenport, p.19).


sábado, 29 de enero de 2011

NUEVO LIBRO SOBRE PSICOLOGÍA Y ESPIRITUALIDAD


Ha salido a la luz un nuevo libro sobre Psicología y espiritualidad, titulado “Integrando la Espiritualidad en la Psicología”.  Será presentado en Madrid el jueves 26 de mayo a las 19.30, en el Salón de Grados de la Universidad San Pablo-CEU, en la calle Julián Romea 23. Para más información sobre el acto de presentación podéis pinchar aquí.

Este libro es la recopilación de las ponencias y mejores comunicaciones, que hicimos diferentes personas, en el congreso celebrado en septiembre de 2010, en la Universidad de la Mística de Ávila, cuyo título era el mismo del libro. Por si no habéis estado en el congreso y queréis saber algo más, aquí podéis leer la crónica del mismo: http://www.citesavila.org/web/es/contenido.asp?iddoc=317, así como en entradas anteriores en este blog, sobre dicho congreso.

En el congreso mucha gente mostró interés en el mencionado libro, por lo que doy por aquí un aviso preliminar del mismo. Está previsto que salga del “horno” en primavera. 

Resulta de especial interés porque no hay mucha literatura seria, en nuestro idioma, que aborde estas cuestiones de una forma tan multidisciplinar. Lo considero recomendable, para cualquier persona interesada en estas cuestiones, puesto que los que lo han escrito han hecho un esfuerzo por ser claros y accesibles a personas no expertas en estas materias. 

Los autores del libro son: Feliciana Merino Escalera, José Ramón Sánchez Rodríguez, María del Rosario González Martín, Raquel Torrent Guerrero, Mariano Betés del Toro, Maribel Rodríguez Fernández, María del Rosario Sánchez Vázquez, Felipe Lucena Marotta, Javier López Martínez, Aquilino Polaino, Ignacio Boné Pina, José Antonio Vázquez Mosquera, José Francisco Gallego Pérez y Joaquín García Alandete. 

Nota del 14 de abril de 2011: acaba de ser publicado el libro. Podéis leer más sobre el mismo en mi entrada  de este día: http://maribelium.blogspot.com/2011/04/nuevo-libro-integrando-la.html

domingo, 23 de enero de 2011

MIS IMPRESIONES EN MARRUECOS


Kasbah en el valle del Dadés

Estuve las pasadas Navidades en Marruecos, en la zona del sur, pasando por lugares como Ouarzazate, el valle del Draa, el valle del Dadés, las gargantas del Todra, las dunas de arena dorada de Merzouga, etc. Todo me pareció una maravilla. Os dejo por aquí alguna foto, para compartir un poco del viaje con vosotros.

Desde que pasé unos años viviendo en Marruecos (de los 15 a los 18 años), este país me ha cautivado. Es un país cercano, que para muchos es lejano, por desconocimiento. Está ahí, cruzando el estrecho en media hora de barco, pero mucha gente de España no ha estado ahí, e incluso expresan temor cuando digo que voy por allí de vez en cuando. Hay tantos prejuicios, estereotipos, ignorancias en medio de la percepción objetiva de un país como este, que incluso a mí, que he conocido mucho del país y de sus gentes, me resulta con frecuencia difícil transmitir lo mucho que me aporta y me han aportado este país y sus gentes. Me planteo cuanto más difícil será para una persona de Marruecos que viene a España a buscarse la vida y se encuentra con muchas actitudes hostiles o faltas de respeto.

Dunas de Merzouga

Recuerdo entre mis primeras impresiones, a mis compañeros del instituto español de Tetuán, que me recibieron con los brazos abiertos, me enseñaron la ciudad, se turnaban para invitarme a merendar y se mostraban siempre dispuestos a ayudar. Entre ellos había musulmanes, judíos, cristianos o no cristianos, viviendo con mucha armonía y mostrándose todos igualmente amables y simpáticos conmigo. Allí descubrí más sobre el compañerismo, la hospitalidad, el saber compartir, el humor, la amistad, etc. Ya podíamos aprender un poco de todo esto por aquí, sobre todo cuando vienen por aquí y no se les trata bien.

Sé que no olvidaré nunca a las personas con las que compartí esos años. Ellas son en parte responsables por mi cariño a este país. Con todos ellos descubrí en directo, como aprender a vivir en lo que nos unía. Fueron tantas cosas, que son difíciles de expresar, pero sí quiero dejar algo dicho en homenaje a ellos.

Después, unos 20 años más tarde, hubo un reencuentro con amigos de entonces, que me hizo revivir emociones y sensaciones muy agradables, volviendo a esa comunión entre personas, culturas y religiones tan bonita y espontánea. ¿Por qué no pasa esto en nuestro mundo más habitualmente? ¿Por qué hay tantos prejuicios entre diferentes partes? ¿Por qué los humanos no aprendemos a comprendernos y respetarnos mejor? Son preguntas difíciles de resolver.

Ait Ben Hadou (ahí se han rodado películas como Gladiator)

 Ahora, después de mi último viaje, en esa tierra mágica del sur de Marruecos, me surge expresar mi satisfacción una vez más con múltiples detalles. Con las personas (a pesar de que algunas vivan picarescamente), con la belleza de los lugares, de las luces, con las comidas, con la buena educación, etc. Por ejemplo me dejaron gratamente sorprendida los guías del campamento bereber de jaimas (tiendas de campaña de los nómadas de por allí), que se acercaron en la cena a charlar con nosotros muy curiosos porque yo hablo algo de árabe. Fueron muy amables y simpáticos al preguntar y lo mejor fue conocer tan directamente a personas que sobreviven, haciendo varias cosas a las mil maravillas. Todos y cada uno de ellos hablaban unos 10 idiomas (me consta que el español, el italiano, el francés y el inglés, de maravilla), eran conductores y adiestradores de camellos, excelentes cocineros, guías turísticos, guardianes del campamento y encima excelentes músicos y bailarines. Nos dieron un excelente espectáculo de música y baile, después de la cena. ¿Podríamos hacer todo esto cualquiera de nosotros desde nuestro mundo de comodidades?

Valle del Draa (maravilloso oasis)

También me sorprendió, su perplejidad con que ahora, ya no pueden ir de nómadas por el norte de África por las fronteras y no entienden eso de tener “papeles”, pues como bien dijo único sería un “beduino de plástico”.

El beduino conductor de mi camello.

Tenemos mucho que aprender de esta gente que sabe sobrevivir sin “papeles”, sin cuenta bancaria, sin tarjeta de crédito, sin seguridad social, plan de pensiones o hipoteca, etc. Y lo más sorprendente no es esto, sino su espíritu alegre, su confianza en la vida, su capacidad de adaptación. Realmente me siento un poco inútil cuando pienso que no sé si sabría vivir de esta manera, o con menos cosas de las que tengo. Gracias a ellos, la vida me dio una lección más. Marruecos y sus gentes me enseñaron más de la vida, del espíritu, de saber vivir.

Gracias, hermanos marroquís, una vez más.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails