sábado, 21 de junio de 2014

PROGRAMA DEFINITIVO DEL CONGRESO "DE VÍCTIMAS A SÚPER-VIVIENTES"


Ya tenemos el programa definitivo del V Congreso de Antropología, Psicología y Espiritualidad de la Cátedra Edith Stein de la Universidad de la Mística de Ávila, que este año estará dedicado a las víctimas, a las personas que han sufrido maltrato, abuso, secuestros, torturas, terrorismo, etc.

Las fechas serán los días 26-28 de septiembre de 2014.

Queremos hablar de estas personas que han sufrido y sufren y también dejar expresarse a quienes han superado su papel de víctimas y se han convertido en Súper-vivientes. Es decir, que han conseguido sobreponerse a sus heridas y han crecido después de atravesar duras pruebas, aprendiendo no sólo a sobrevivir, sino a conseguir un nivel de superación personal por encima de lo esperable. En muchos de ellos la dimensión espiritual ha sido la clave para seguir adelante. Sus testimonios nos enriquecerán y nos enseñarán sobre la superación del sufrimiento.

También participarán profesionales relevantes en el tema de la atención a las víctimas o en la comprensión de su sufrimiento, que nos mostrarán sus reflexiones y estrategias de trabajo y ayuda para que quienes han sufrido intensamente, puedan superar su dolor y seguir adelante con sus vidas.

El viernes 26 de septiembre se dedicará fundamentalmente a testimonios, el 27 a ponencias y el 28 habrá intercambio de opiniones con los ponentes presentes y una conferencia de clausura.








domingo, 18 de mayo de 2014

LOS 12 "PERSONAJES" DEL FACEBOOK


Hace varios años que tengo un perfil en Facebook, que abrí en su momento por curiosidad y por mantener el contacto con muchos amigos lejanos. Después del tiempo transcurrido tengo más de 760 “amigos” (a muchos de los cuales no conozco) y más de 130 seguidores. Números que me parecen suficientes para tener una idea aproximada de como funcionan las personas en esa red social.

El tiempo transcurrido desde los inicios me ha servido, entre otras cosas, para darme cuenta de ciertos patrones de funcionamiento que podemos llamar los “personajes” que cada cuál encarna, en Facebook, y supongo que en cualquier red social.

Llamaré “personajes” a los patrones de comportamiento que se repiten y que podríamos llamar representativos de ciertos roles internáuticos. Es posible que identifiquemos a más de uno y que incluso hayamos “encarnado” alguna vez a varios de ellos en diferentes momentos de nuestra participación en las redes sociales. 


Paso a describir a continuación a LOS PERSONAJES: 

1.- El narcisista-exhibicionista: este personaje necesita ser visto con frecuencia y por eso nos cuenta todas las cosas maravillosas de su vida, se hace fotos a sí mismo en numerosas situaciones cotidianas, mostrándonos su mejor cara y tratando de convencernos de que su vida es maravillosa. Suele esperar ansiosamente a que sus “amigos” le pulsen al “me gusta” y si no hay tantos como espera se puede sentir frustrado o decepcionado con el mundo. Incluso puede borrar de su lista de “amigos” a los que no le dan al “me gusta” o le hacen comentarios con la asiduidad que considera oportuna.





2.- El obsesivo: de este he podido observar dos modalidades:

 2.1.- El tiquis-miquis perfeccionista: es el que nos echa charlas sobre lo que tenemos que hacer en las redes sociales, se molesta con facilidad con contenidos diferentes a sus opiniones y piensa mal de todos los que no son como él.



2.2.- El compulsivo: cuelga miles de cosas todos los días, relacionadas con lo que él le interesa y nos inunda los muros de innumerables noticias, imágenes, citas, etc. Otra modalidad de compulsivo es el que actúa con una actitud ambiciosa acumulativa, en plan Síndrome de Diógenes de acumular todos los "amigos" posibles.



3.- El hombre “mosca”: es quién se siente aludido en comentarios indirectos y se “mosquea” por publicaciones de otros (aunque no tengan que ver con él), comentarios que considera inoportunos e incluso se pasa el tiempo borrando a los “amigos” que no están a la altura de sus expectativas, bloqueándolos o criticándolos. Pueden tener también rasgos de los narcisistas o de los obsesivos.



4.- El quejica: se diferencia del anterior en que se queja de mínimos incidentes en su vida cotidiana, sobre sus relaciones personales, problemas en el trabajo, su comida, el tráfico. La mayoría de sus post son llorones y repiten un patrón victimista y negativo. Lo difícil es seguirles después de leerles un par de veces.


5.- El del “buen rollo”: es el que solamente pone frases de buena onda, paz y tranquilidad, que acaban saturando las neuronas porque no das abasto para tanto buen rollo. Nunca se enfada, siempre pacifica y nos muestra su mejor cara. ¿Se comerán las uñas para descargar la tensión?




6.- El espía: se suele mantener en la sombra y le gusta pasar desapercibo. Se siente aliviado de que sus visitas a los perfiles ajenos no dejen huella y puede pasar horas revisando los muros ajenos, los datos de los “amigos”, etc, sin decir nunca nada. Algunos nos enteramos por sus confesiones arrepentidas o por sus cotilleos en directo, cuando se van de la lengua.



7.- El seductor: algunos se dedican a mandar mensajes indiscriminadamente a todas las féminas  (u hombres, en la versión femenina), posibles diciéndoles que son las más dulces, guapas y estupendas, o a hacer comentarios lisonjeros en sus muros. Nos muestran sus fotos con su mejor perfil (teniendo también conductas narcisistas-exhibicionistas). Cuando te agregan como amigos, al poco tiempo ves que tienen agregadas a tus amigas o amigos más atractivos y seguramente ya habrán recibido su dosis correspondiente de piropos y adulaciones.



8.- El “pitagorín: Son los “listos” del Facebook, a veces con rasgos obsesivo-perfeccionistas. Nos cuelgan rollos intelectuales, a veces ilegibles por su densidad y longitud. Parecen saber más que nadie en este mundo. 



9.- El profeta: nos intenta convencer con diversas estrategias de que abracemos su fe, sea esta en una línea religiosa, New age, o por libre. Incluso algunos ateos hacen apología del ateísmo, convirtiendose en profetas del ateísmo...


10.- El salvador del mundo: una y otra vez nos repite la misma consigna para que entremos en sus causas, firmemos, paguemos, oremos, nos asociemos, etc.



11.- El graciosillo: Cuelga sin parar chistes, bromas, fotos, vídeos supuestamente graciosos y no puede evitar hacer comentarios chistosos en los muros de sus compañeros. Pone risas por doquier y piensa que el resto de los facebookeros lloramos de la risa con sus gracias.




Seguro que se os ocurren más personajes y es posible que os veáis reflejados en los que describo en algún momento de vuestra vida facebookera. Lo importante es no identificarnos con ellos, aunque intenten apropiarse de nosotros ocasionalmente...

Lo mejor, reírnos de y con ellos y seguir con nuestra vida personal, con más tiempo para vida real.

sábado, 17 de mayo de 2014

CONGRESO: DE VÍCTIMAS A SÚPER-VIVIENTES

El V Congreso de Antropología, Psicología y Espiritualidad de la Cátedra Edith Stein de la Universidad de la Mística de Ávila, estará este año dedicado a las víctimas, a las personas que han sufrido maltrato, abuso, secuestros, torturas, etc.

Las fechas serán los días 26-28 de septiembre de 2014.

Queremos hablar de estas personas que han sufrido y sufren y también dejar expresarse a quienes han superado su papel de víctimas y se han convertido en Súper-vivientes. Es decir, que han conseguido sobreponerse a sus heridas y han crecido después de atravesar duras pruebas, aprendiendo no sólo a sobrevivir, sino a conseguir un nivel de superación personal por encima de lo esperable. En muchos de ellos la dimensión espiritual ha sido la clave para seguir adelante. Sus testimonios nos enriquecerán y nos enseñarán sobre la superación del sufrimiento.

También participarán profesionales relevantes en el tema de la atención a las víctimas o en la comprensión de su sufrimiento, que nos mostrarán sus reflexiones y estrategias de trabajo y ayuda para que quienes han sufrido intensamente, puedan superar su dolor y seguir adelante con sus vidas.

Os dejo un adelanto de lo que será el congreso, para que vayáis reservando las fechas.

El viernes 26 de septiembre se dedicará fundamentalmente a testimonios, el 27 a ponencias y el 28 habrá intercambio de opiniones con los ponentes presentes y una conferencia de clausura aún por determinar.


PROGRAMA DEL CONGRESO:

VIERNES 26 DE SEPTIEMBRE:

Conferencia inaugural:
La donación del dolor en la sanación de las víctimas
Diana Sofía Giraldo
Fundadora y Presidenta de la Fundación Víctimas Visibles de Colombia

A LO LARGO DEL DÍA COMPARTIRÁN SU TESTIMONIO DE SUPERACIÓN DISTINTAS PERSONAS QUE HAN SUFRIDO COMO VÍCTIMAS, EN EL PASADO.

  

SÁBADO 27 DE SEPTIEMBRE:

Ponencias que se darán a lo largo del día:

Recuperar la dignidad herida: los místicos como testigos de la felicidad posible.
Francisco Javier Sancho
Doctor en Teología Espiritual, especialista en Edith Stein, profesor en el Teresianum de Roma y en la Facultad del Norte de España, director de la Universidad de la Mística


Experiencias gravemente adversas en la infancia: "resiliencia", espiritualidad y sentido de vida
Joaquín de Paul Ochotorena
Catedrático de Psicología Social en la Universidad del País Vasco

La Violencia en la infancia: características del agresor y consecuencias en el niño
Malvina Suham Torbay Khoury 
Doctora en Medicina y en Ciencias de la Educación, Médico Pediatra

En busca de lo que nos hace humanos: aprendiendo de los supervivientes de genocidio
Guillermo Lahera Forteza
Psiquiatra, Doctor en Medicina y Profesor en la Universidad de Alcalá de Henares

El Tratamiento a personas con graves heridas emocionales
Carlos Mirapeix
Psiquiatra, Psicoterapeuta, Presidente de la Fundación para la Investigación en Psicoterapia y Personalidad (FUNDIPP)


DOMINGO 28 DE SEPTIEMBRE:

Mesa redonda con ponentes presentes y conferencia de clausura


martes, 1 de abril de 2014

¿QUÉ ES EL VIAJE INTERIOR?











Cuando alguien nos habla de un viaje, esta palabra nos evoca unos preparativos: se decide una ruta, se compran unos billetes, se hacen las maletas, etc. También se suele pensar en dirigirse a nuevos parajes, lugares a los que vamos de vacaciones, o a tener nuevas experiencias. También hay viajes de trabajo, o viajes a visitar a la familia…

Pero…¿Tienen algo que ver esos viajes exteriores con lo que se llama el viaje interior?

Si nos paramos a reflexionar nos encontramos con que hay elementos comunes y elementos diferentes, entre unos y otros viajes. En el viaje interior no es necesario desplazarse físicamente a otro lugar, ni hacer unas maletas, ni hay agencias de viajes de “viaje interior” (aunque algunos vendedores de humo lo pretendan). Pero sí hay un movimiento hacia otro lugar (hacia un mundo interior), que no es físico. Se trata de un camino intro-vertido, pues se ha de mirar “hacia dentro” de uno mismo.

Para el viaje interior existen algunos “mapas”, pero son muy aproximados e imprecisos para cada uno de nosotros, pues cada uno tiene que recorrer su propio territorio que es único e irrepetible. No hay dos mundos interiores iguales. Así, mientras se avanza se va haciendo uno mismo su propio mapa. Y es importante saber que el recorrido no es lineal, hay avances, retrocesos y círculos.

En el viaje interior siempre se viven momentos de dificultades y de riesgos, que son imprevisibles, que nos pillan desprevenidos y que nos ponen a prueba. Son situaciones que si sabemos llevar y aceptar, nos hacen madurar y fortalecernos durante el viaje. Un buen ejemplo de esto son ciertos relatos mitológicos y de viajes heroicos como la Odisea, el Señor de los Anillos, etc.

En este viaje ayuda mucho poner consciencia en lo que nos pasa por dentro, pues sin ella no es posible viajar. Sin consciencia no hay viaje, sino automatismos mentales. Poner consciencia, es empezar por darnos cuenta de qué hacemos, qué pensamos, qué sentimos, etc.

Curiosamente en este camino se van viviendo diversas transformaciones si nos permitimos seguir adelante, lo que, a la larga lleva a la resolución de ciertos conflictos internos, a la caída de las máscaras inservibles y finalmente a todas, a la liberación y a la mejor comprensión de por qué nos pasa lo que nos pasa.


El viaje interior ha sido descrito por los místicos de todas las tradiciones, por diferentes caminos filosóficos y escuelas de psicoterapia y lleva a la realización final y a la culminación de un proceso de autoconocimiento. Un proceso en el que parece que en la culminación del proceso se llega al mismo lugar del que se sale, a uno mismo. 

¿Y cómo recorrerlo?

Que yo sepa no se puede hacer un tour, contratado previamente, no se puede contratar un paquete de viaje interior. Aunque sí hay métodos para irse adentrando en el territorio personal, como el trabajar con poner atención y consciencia al mundo interior (como se hace en las diversas técnicas de meditación), también ayuda el concentrarse en lo esencial (dejando a un lado las cosas superfluas), la actitud contemplativa es fundamental, muchas veces ligada a una actitud espectante, estética, artística frente a la vida (como diría Raimon Panikkar).

El viaje interior parte de una mirada hacia dentro, que también es lo que nos enseñan las técnicas de meditación, la oración contemplativa, la reflexión profunda, el recogimiento, el leer los relatos de quienes lo han recorrido antes, etc. Siendo fundamental tomar en serio lo que aparece dentro de nosotros. 

Este es un viaje difícil de emprender, que requiere valentía y compromiso y no olvidemos que siempre hay que vivirlo en primera persona. Pues este viaje lo hacemos solos, la mayor parte del tiempo, aunque según vamos avanzando encontramos a compañeros en el mismo proceso.

Lo más importante es que es el viaje de nuestra vida, es un viaje fascinante que nos puede llevar a ser más felices y más libres de nuestras ataduras internas.

¿Por qué no atrevernos a realizarlo?


ESTE TEXTO ES UN RESUMEN DE LA CONFERENCIA QUE DI JUNTO CON JOSÉ ANTONIO DELGADO EL VIERNES DÍA 28 EN SANTANDER, EN FUNDIPP. LA PARTE DE ÉL LA PODÉIS VER AQUÍ: http://psicologiaespiritualidad.blogspot.com.es/2014/03/que-es-el-viaje-interior.html

viernes, 28 de febrero de 2014

PRÓXIMOS CURSOS


Os dejo aquí información sobre los cursos en los que participaré en este cuatrimestre del año, como podéis ver centrados en el tema del "Viaje interior" o autoconocimiento, pues veo cada vez más importante el trabajo de reconexión con la propia interioridad para llevar una vida plena.

Estos cursos añaden la dimensión grupal y el encuentro en el proceso de búsqueda personal que cada cual pueda tener y, desde nuestra propia experiencia, aportan nuevas dimensiones en el camino.

El único requisito que pedimos para participar es la actitud de apertura, respeto y escucha hacia los demás, en el transcurso del curso.


EL VIAJE INTERIOR 

SANTANDER, 29-30 de marzo de 2014




Curso que impartiré en Santander, con José Antonio Delgado, sobre los fenómenos que se pueden dar en un proceso de autoconocimiento, integrando perspectivas de la psicología y de la espiritualidad. Tomaremos como referencias, fundamentalmente, el camino de los místicos, modelos psicológicos de tipo introspectivo y el proceso de Individuación de Carl Gustav Jung.


EL VIAJE DEL HÉROE (VIAJE INTERIOR) EN EL CINE

MADRID, 4-6 de abril de 2014



Curso que impartiré en Madrid, con José Antonio Delgado con el objeto de presentar etapas y símbolos en el proceso de autoconocimiento en el cine a través del visionado de fragmentos de varias películas ( autores de referencia: Carl G. Jung, Joseph Campbell, Mircea Eliade, Henry Corbin, entre otros).


SÍMBOLOS EN EL CAMINO INTERIOR

ÁVILA, 25-27 de abril 


Curso que impartiré en Madrid, con José Antonio Delgado, en la Universidad de la Mística de Ávila. 

En este curso haremos un recorrido sobre los principales símbolos que aparecen en un camino interior, es decir en un camino de introspección y autoconocimiento.

martes, 4 de febrero de 2014

VERDADES INCÓMODAS SOBRE LA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA

Cuando era estudiante de bachillerato me apasionaban las vidas de grandes investigadores como el matrimonio Curie, Ramón y Cajal, Albert Einstein, Stephen Hawking, etc. Me imaginaba que sus vidas estarían llenas de retos y de estímulos y que, con su trabajo, podían ayudar a la humanidad. 

Me imaginaba que las vidas de todos los investigadores serían muy interesantes y que tendrían siempre mucho que aportar a los demás. Cuando leía una revista científica trataba de imaginar cuanto esfuerzo habría detrás de una investigación y me dejaba impresionar por los jeroglíficos estadísticos, pues con ese juego de números las cosas parecían sólidas y “científicas”.

En la actualidad mi percepción ha ido cambiando progresivamente. Cuando aún no había empezado sexto de Medicina tuve la fortuna de que me dieran una beca para colaborar con un Departamento de la Universidad y creía que estaba empezando una aventura fascinante, en pos de la investigación y de algún descubrimiento, aunque fuera modesto. Desde entonces y hasta ahora he ido conociendo a diferentes investigadores y ámbitos de la investigación científica, lo que me ha llevado al descubrimiento de las siguientes verdades incómodas:

1) Hay poca gente que investigue realmente con pasión y vocación. 

2) La mayoría de los que investigan no saben muy bien para qué lo hacen.

3) Muchos de los que investigan siguen ideas y proyectos en los que colaboran o participan, pero sobre los que no se atreven a innovar o a aportar ideas nuevas, pues simplemente tienen que obeceder y cumplir normas.  Es más, a veces he visto rechazar a un posible becario por la posibilidad de que aportase pensamiento crítico a un proyecto. ¿No es eso lo que interesa?

4) Hay pocos descubrimientos científicos que sean realmente relevantes.

5) Muchos investigan para aumentar su curriculum, para afianzar su trabajo o mejorarlo y muchas veces por pura vanidad.

6) Unos cuantos investigadores no tienen ideas propias y roban sus ideas a los que tienen sangre fresca e ilusiones, con tal de publicar y aumentar su curriculum y su vanidad.

7) La profesión de investigador está muy poco valorada social y económicamente, así que no entiendo a qué viene tanta vanidad…

8) Unos cuantos investigadores manipulan los datos para que salgan lo que ellos esperan que salga… ¿Por qué? ¿Por vanidad?

9) Las publicaciones científicas han dejado de ser un medio para transmitir la investigación, para convertirse en un fin en sí mismas. Es decir, lo prioritario es publicar, lo secundario es el qué.

10) Para tener un buen curriculum de investigador te piden que publiques en revistas importantes (de mayor impacto), pero esto muchas veces depende más de qué amigos tienes en una revista que de la calidad de tu investigación o de si ya has publicado en revistas importantes (lo cual cierra un círculo de absurdos y despropósitos).

11) Muchas veces se consigue desanimar a los investigadores apasionados por las burocracias, guerras de poder y egos de los jefes (que no llevan bien que sus subordinados tengan ideas e iniciativas propias).

12) Es fácil llegar a perder así la perspectiva en el mundo de la investigación, pues a veces parece dominar la lucha de egos por encima del bien común. 


Estos 12 puntos nos muestran puntos oscuros en el mundo de la investigación, lo que no está reñido con la posibilidad de que haya investigadores entregados y apasionados, desinteresados e inteligentes, que han sido inasequibles al desaliento. Mis felicitaciones y ánimos para todos ellos. Lo malo es que parecen escasear en nuestros tiempos…

sábado, 11 de enero de 2014

¿HAY QUE SER SIEMPRE POSITIVOS?




Cuando introducimos en google las palabras: "ser " y "positivo” nos encontramos con 139 millones de resultados. Si introducimos los mismos términos entre comillas ("ser positivo"), para acotar más la búsqueda nos aparecen algo más de un millón medio de resultados. 

Ser positivo está de moda, es cool ser positivo. Los libros de psicología positiva se venden como rosquillas. Animan a muchas personas a tener una mejor manera de mirar a la vida y a sacar todas las cosas buenas que tienen dentro de ellas. Estimulan a pensar positivamente, a dejar patrones mentales destructivos, a no hacer caso a los pensamientos negativos, etc.


Pero… ¿Hay que ser siempre positivo? ¿Qué ocurre si un día una persona no se siente tan positiva y necesita expresar algo de su negatividad? ¿Es esto perjudicial para su salud física y mental? 


¡En absotuto!


Más bien sería perjudicial para la salud el no poder nunca expresar las emociones o pensamientos negativos (que en sí no tienen por qué ser negativas si se las encauza adecuadamente). 

Imaginemos un mundo en el que sólo se admite la sonrisa, el optimismo, la buena inteligencia emocional, la simpatía y el buen rollismo. Imaginemos un mundo en el que llorar, despotricar o quejarse están mal visto. ¿Qué tal os sienta eso? ¿Qué pasaría si un día sois víctimas de una injusticia o simplemente hay un contratiempo cualquiera y no os podéis quejar? En ese mundo estaría indicado seguir sonriendo y decir que todo va bien y que sigáis visualizando el siguiente paso con buena onda para el resto del día… Y, si no sois capaces se os mandaría a un terapeuta que os enseñara a pensar correctamente, pues habría en vosotros errores de conducta y de pensamiento, por ejemplo.


¿Entonces es malo eso del pensamiento positivo?


Pues depende…


Depende de cómo lo usemos y de que sepamos también manejarnos adecuadamente con el lado negativo de la vida y de nuestras propias reacciones emocionales. 

Ser siempre positivo puede ser tan nocivo para la salud como ser siempre negativo. Una persona que pretenda estar siempre en una onda positiva, sin un trabajo interior adecuado, es muy probable que esté reprimiendo ciertas emociones negativas, que tienen su sentido y utilidad y que son naturales y necesarias ante el sufrimiento y ante la injusticia. Si se reprimen este tipo de emociones pueden acabar saliendo de forma desproporcionada e inadecuada o generar tensiones internas que nos pueden llevar a enfermar. Por lo tanto, no puedo estar de acuerdo con la parte más simple de la corriente de la psicología positiva en la que se nos vende como el camino hacia la felicidad el esfuerzo hacia el pensamiento positivo, las emociones positivas, las conductas positivas, etc.


Estoy de acuerdo con no alimentar los sentimientos negativos, con no obsesionarse con los problemas, con no fustigarse con los errores, con combatir las ansiedades anticipatorias o con las actitudes tendenciosas, con la mala fe o con no generar una frágil autoestima mirando los defectos ajenos. Pero no es lo mismo  no alimentar ciertas emociones, que tenerlas en cuenta para superarlas, comprenderlas, integrarlas... 

Es importante escuchar los diversos movimientos internos, los entendamos como negativos y como positivos, y comprender que ambos polos son una expresión de nuestro ser que pugna por salir adelante. Si escuchamos y aceptamos comprensivamente lo que se mueve dentro de nosotros es más probable que encontremos un equilibrio en el que podamos expresar y canalizar adecuadamente los sentimientos negativos, a la vez que también podamos potenciar de forma sana los positivos, sin excesivas pretensiones ni represiones.


Sentir miedo ante una amenaza, dolor ante un daño, rabia ante la injusticia, malestar ante una mentira o enojo ante un crimen, supone tener esos sentimientos que se interpretan como negativos, pero que son necesarios y positivos en situaciones negativas. Y más en un mundo en el que el mal y la injusticia están presentes. En este caso, tener emociones negativas es positivo, al igual que buscar el camino para expresarlas adecuadamente y encontrar en ellas la energía para superar o resolver lo que nos hace daño.


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails